Bolas chinas y otros dispositivos (II): ¿cómo se utilizan?. Entrevista a En suelo Firme

Las bolas chinas u otros dispositivos perineales son una opción elegida por muchas mujeres para la recuperación de problemas de suelo pélvico, o incluso para su prevención. En un post anterior titulado Bolas chinas y otros dispositivos, Laura Rojas de En Suelo Firme nos hablaba de los diferentes tipos existentes en el mercado. Laura es fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y coautora del blog de En Suelo Firme, una plataforma online nacida por y para conseguir y preservar la salud pelviperineal, que nos va a ayudar a responder a estas preguntas.

Bienvenida de nuevo, Laura, y gracias una vez más por dedicarnos tu tiempo para completar la información que nos diste en la entrada titulada: Bolas chinas y otros dispositivos (I): ¿son recomendables? Entrevista a En Suelo Firme.

Una vez que hemos decidido el tipo de dispositivo que vamos a utilizar, ¿cuál es la recomendación para colocarlos? Y durante cuánto tiempo y con qué frecuencia se recomienda utilizarlos?

La forma de colocarlos, el tiempo de uso y la frecuencia dependerá de cada dispositivo y del plan de reeducación perineal que nos hayamos marcado. A modo de ejemplo, pensemos en una mujer que nunca ha dado a luz y quiere preservar la salud de su musculatura perineal para prevenir futuras disfunciones, o una mujer que dio a luz hace 6 meses y quiere fortalecer su suelo pélvico. Imaginemos que su dispositivo elegido es un ejercitador de Kegel.

Para colocarlo, se recomienda que esté en una postura cómoda, en la que sea capaz de relajar sus músculos del suelo pélvico para poder introducir el ejercitador; esta postura puede ser tumbada o de pie con una pierna elevada sobre una silla, dependiendo de cada mujer. En ocasiones, será necesario utilizar un poco de lubricante (compatible con el material del que esté fabricado el dispositivo). Una vez introducido, puede realizar su rutina de ejercicios tumbada, o bien, cambiar de posición (de lado, cuadrupedia o, incluso, de pie).

La duración de esta sesión en casa y la frecuencia semanal pueden variar bastante en función del estado inicial y del objetivo a alcanzar: desde 5 minutos al día los 7 días de la semana a 15-20 minutos tres veces en semana.

Además del uso de dispositivos, ¿qué otras recomendaciones son importantes para una mejor reeducación de esa musculatura?

El primer paso para reeducar la musculatura del suelo pélvico es tomar conciencia de la misma tal y como explicamos en el primer artículo de nuestro blog .Si no sabemos qué es lo que tenemos que cuidar y reeducar, si no conocemos dónde están y cómo se ejercitan estos músculos, estamos perdidas. No saber localizar y contraer-relajar los músculos correctos es uno de los principales motivos de fracaso en el entrenamiento del suelo pélvico y aquí te damos las claves para evitarloAcudir a un fisioterapeuta que nos ayude a mejorar la propiocepción es fundamental, pero también los dispositivos, como los biofeedbacks, son útiles en este sentido.

Otro aspecto esencial para una reeducación de éxito es integrar el suelo pélvico en nuestro esquema corporal global y en las actividades del día a día. No se reeduca sólo en la consulta del fisio ni en los 10 minutos diarios que dedicamos a los Kegels, o en la media hora de hipopresivos tres veces por semana. Se debe reeducar las 24 horas del día (bueno, durante el sueño no queda más remedio que darnos un respiro ☺). Y ¿cómo hacer esto? Pues cuidando nuestra postura, mejorando el estado de los músculos que trabajan en equipo con el suelo pélvico (fundamentalmente, diafragma y transverso del abdomen), y protegiendo nuestro periné ante esfuerzos diarios e inevitables como toser, cargar peso, o mantener posturas durante largas horas si nuestro trabajo nos obliga a ello.

Por último, y de gran importancia, debemos evitar en la medida de lo posible todas aquellas prácticas que ponen en riesgo nuestra salud pelviperineal, en este artículo te detallo cuáles son , que pueden arruinar la reeducación del suelo pélvico: el estreñimiento, el sobrepeso, los deportes de impacto e hiperpresivos, la tos crónica, etc.

¿En mujeres que ya sufren la menopausia, qué pautas serían la más adecuadas para conseguir un mejor tono de la musculatura de suelo pélvico?

En el cuidado del suelo pélvico podríamos decir que existen ciertas “Reglas de oro”, aplicables en cualquier momento de la vida de la mujer, pero que deben tenerse aún más en cuenta en determinadas etapas como la menopausia, por el efecto que el descenso hormonal tiene sobre los tejidos, incluidos los perineales.

Evitar el sobrepeso, cuidar la postura, mejorar el tránsito intestinal para no sufrir estreñimiento, no practicar deportes de impacto, sino ejercicio aeróbico respetuoso con el suelo pélvico, tonificar la musculatura abdominal profunda, ejercitar específicamente los músculos perineales, evitar el abuso de bebidas que estimulan la vejiga (cafeína, alcohol, teína, etc.) e hidratarse correctamente, así como utilizar lubricantes durante las relaciones sexuales si disminuye la lubricación natural de la mujer.

Una vez más, lo ideal será que un fisioterapeuta examine nuestra musculatura y nos dé las pautas específicas para mantenernos en forma, global y específicamente. Es muy frecuente que durante la menopausia aparezcan síntomas de incontinencia urinaria o de prolapso (descenso de órganos pélvicos). Ser conscientes de nuestro cuerpo, de los posibles cambios que se produzcan y acudir a un profesional a la primera voz de alarma es esencial para mejorar y mantener nuestra salud.

A la hora de usar las bolas chinas u otro dispositivo, ¿debemos adoptar una postura determinada o podemos usarlos en cualquier lugar y momento del día?

En el caso de las bolas chinas, suponiendo que la mujer que vaya a utilizarlas sea una “candidata adecuada” (que no tenga hipertonía, ni prolapso ni se encuentre en posparto reciente, entre otros factores a tener en cuenta), lo esencial es mantenerse en movimiento.

Una vez introducida la bola o bolas chinas en la vagina de la mujer, no se trata de quedarse tumbadas o sentadas y esperar a que la bola haga el milagro. No. Hay que moverse, con caminar será suficiente, para que la pequeña bola que hay en el interior de la bola china se mueva y vibre, haciendo que nuestra musculatura vaginal se contraiga de forma involuntaria.

El tiempo de uso irá progresivamente aumentando, pero sin superar las dos horas al día, como máximo. Tengamos en cuenta que no deja de ser un peso en el interior de la vagina, que nuestros músculos han de “soportar” para que no caiga al exterior. No se trata de fatigar nuestra musculatura, sino de tonificarla.

Para resolver todas las dudas que suelen surgir acerca del uso de las bolas chinas, recomiendo la lectura de nuestra guía sobre este dispositivo: “Bolas chinas, la guía más completa. Todo lo que siempre quisiste saber” .

¿Qué consejos les darías a las mujeres que van a usarlos por primera vez?

Si es la primera vez que vas a usar un dispositivo intracavitario para la reeducación perineal (bolas chinas, conos vaginales, ejercitadores de Kegel, biofeedbacks, electroestimuladroes, etc.), ante todo: Relájate. Si los músculos de tu suelo pélvico están tensos, te será difícil introducir el dispositivo. Como decía antes, la utilización de un lubricante o gel hidratante puede ayudar mucho en este sentido.

Al tratarse de la primera vez que usas este tipo de accesorios, el mejor consejo es tomar conciencia de una misma y de los músculos del suelo pélvico, antes de poner el dispositivo y durante el tiempo que vayamos a entrenar con él. Has de prestar atención a las sensaciones que aparecen al utilizarlo, por ejemplo, si la bolita interna de la bola china se mueve, si vibra el ejercitador, si la gráfica del biofeedback aumenta cuando contraemos y disminuye cuando relajamos, si la corriente del electroestimulador contrae nuestros músculos y al desaparecer la corriente se relajan, etc.

Y, evidentemente, tras su primera utilización (y las que sigan), mantener siempre una correcta limpieza del dispositivo, siguiendo las instrucciones del fabricante, para aumentar su durabilidad y evitar posibles infecciones.

En mujeres que todavía no se atreven o no están convencidas, que les dirías para que se animasen a usarlo.

En Suelo Firme tiendaEn primer lugar, si su pega a la hora de utilizar estos dispositivos tiene que ver con los tabús que, por desgracia, aún rodean la esfera genital, les diría que borren de su mente cualquier connotación sexual acerca del uso de accesorios para la reeducación perineal. Que una cosa son los juguetes sexuales y otra los dispositivos para el entrenamiento del suelo pélvico. Que se trata de productos, en su gran mayoría, discretos, estéticos, sencillos y muy cómodos de utilizar.

Les diría también que existen multitud de opciones para que los ejercicios de Kegel dejen de ser un auténtico pestiño (lo siento, a mí me aburren mucho y si no los hiciera con un ejercitador, probablemente no sería constante en mi entrenamiento). Personalmente, gracias al descubrimiento de estos dispositivos, estoy más motivada en el mantenimiento de la salud de mi suelo pélvico.

Y les diría también que no piensen que el uso de un aparatito les va a solucionar la vida si no existe una implicación voluntaria por su parte y un compromiso y constancia en la reeducación.

Estos dispositivos no van a fortalecer los músculos de forma milagrosa, ni van a hacer que desaparezca una disfunción del suelo pélvico de la noche a la mañana. Pero lo que sí va a hacer un dispositivo es servir como motivación para el entrenamiento, a veces incluso como método recordatorio (si lo tenemos en la mesita de noche, por ejemplo, o en la ducha, al verlo nos recordará que toca entrenar), y sobre todo puede servir como método para registrar y almacenar los resultados y nuestra evolución (esto se puede hacer con un biofeedback).

¿Algo más que queráis añadir?

Muchísimas gracias a Lorena y a FisioByM por la oportunidad de esta entrevista en la que he querido compartir con todos vosotros algunos de los consejos y recomendaciones que damos semanalmente en nuestro blog  y los productos destinados a la salud del suelo pélvico que tenemos disponibles en nuestra tienda a los que os invito a visitar para conocerlos en detalle.

Laura Rojas Escudero es coautora del blog En Suelo Firme, es Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y periodista y actualmente colabora en la unidad de suelo pélvico de la Fundación de Esclerosis Múltiple de Madrid.

Podéis encontrarla en:

– El blog de En Suelo Firme

– En Facebook,

– En Twitter,

– En Google+ 

Gracias de nuevo Laura, por contestar a nuestras preguntas en el post «Bolas chinas y otros dispositivos (I): ¿Son recomendables? Entrevista a En Suelo Firme».

By |2015-10-01T16:40:00+02:00octubre 1st, 2015|Embarazo y Postparto, Suelo Pélvico|0 Comments

About the Author:

Lorena Gutierrez
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás". Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre. Escribo, organizo e imparto actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé, tanto para familias como para profesionales.

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Lorena Gutierrez Fernandez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@fisiobym.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Lorena Gutierrez Fernandez con la finalidad de atender mi solicitud. * *