A finales de junio, fui entrevistada por Graciela Aguirre del blog Maternidad Saludable sobre la importancia del cuidado del suelo pélvico en el embarazo y posparto.  A lo largo de la entrevista contesté a una serie de preguntas que Graciela me planteó, y que resumo a continuación

SHOW (2)

¿A qué nos referimos cuando hablamos de suelo pélvico? 

El suelo pélvico (o periné), es un conjunto de musculatura que tapiza la parte inferior de nuestra pelvis. Estos músculos se encargan de la continencia, de la sujeción de las vísceras de la pelvis, y se relaciona con la funcionalidad sexual. La lesión de esta musculatura en el posparto puede acarrear problemas de continencia, prolapsos (descenso de vejiga, útero o recto) o problemas a nivel sexual.

¿Es lo mismo que decir periné?

En realidad sería más correcto utilizar esta terminología ya que, la connotación que tienen las palabras que utilizamos para describir nuestro cuerpo, de alguna manera nos pueden llegar a crear imágenes erróneas del mismo. Si hablamos de suelo nos imaginamos algo rígido, indeformable, sin posibilidad de elasticidad ni modificación. Y el periné es todo lo contrario, para lo bueno o para lo malo. Es decir, se trata de un conjunto de músculos, y como tal tiene posibilidad de estirarse, de contraerse, de perder elasticidad pero también de recuperarla.

¿Por qué es necesario que la embarazada cuide su suelo pélvico?

Como explicaba en el artículo «3 Razones para Cuidar tu Suelo Pélvico durante el embarazo»  escrito para Jesús Garrido García, de www.mipediatraonline.com las razones fundamentales son:

1. Evitarás la incontinencia que puede aparecer al final del embarazo

2. Reducirás el riesgo de episiotomía o desgarro durante el parto

3. Conseguirás una mejor recuperación postparto

 

¿Podemos prevenir la episiotomomía cuidando el suelo pélvico?

En una revisión bibliográfica reciente (2012) titulada «Análisis del masaje perineal y de otras medidas físicas en relación al desgarro perineal y al uso de la episiotomía durante el parto» donde se comparaban diferentes medidas físicas utilizadas durante el embarazo (masaje perineal, epi-no, ejercicios de Kegel, clases de educación maternal, etc.) se concluyó que «los resultados indican que el masaje perineal parece constituir un factor de protección contra el trauma perineal obstétrico (principalmente episiotomías) en mujeres nulíparas por encima de 30 años, además de disminuir el dolor perineal postparto en mujeres multíparas». 

Además, en caso de existir episiotomía, el haber realizado los ejercicios durante el embarazo, ayudará a que las sensaciones estén integradas, y nos cueste menos recuperar su funcionalidad.

¿Qué ejercicios recomiendo a una embarazada para cuidar su periné?

El masaje perineal en combinación con los ejercicios de Kegel. Puedes conseguir un audio con 3 sencillos ejercicios suscribiéndote a mi boletín de noticias, sólo dejando tus datos en el casillero de suscripción de la barra lateral.

 

Puedes ver la entrevista completa a continuación

http://youtu.be/V0c_PTtBJXQ?list=PLW4BuQwTgNb42LLOB10lMZ03Jg7hsF3-z

 

¿Conoces el masaje perineal? ¿Consideras que tienes suficiente información, o crees que no sabes cómo aplicarlo? ¿En el posparto, has practicado los ejercicios de Kegel? ¿Has notado su efecto?