El Masaje Perineal reduce riesgo de Desgarro o Episiotomía

 

Si estás embarazada habrás oído hablar de la importancia del masaje perineal para evitar o minimizar el riesgo de sufrir una episiotomía o un desgarro en el momento del parto, y evitar así otros problemas de suelo pélvico como la incontinencia urinaria.

Quizás pienses que sufrir una episiotomía o desgarro durante el parto es cuestión de suerte. Hay muchos factores que influyen en que sea necesaria una episiotomía durante el parto, entre ellos la posición en la que se de a luz. Pero no sólo influye lo que pasa en el momento del parto, sino que hay algo que está en nuestra mano para prepararnos y minimizar el riesgo de episiotomía durante el parto. El masaje perineal es una de ellas. Existen estudios que demuestran el papel de El Masaje Perineal Preparto en la Prevención de Desgarros Obstétricos y la Necesidad de Episiotomía

El masaje perineal es fundamental para proteger tu periné, haciendo que los tejidos sean más elásticos y adaptables durante el nacimiento del bebé, y en el caso en que la episiotomía fuese necesaria o se produjese algún desgarro, los tiempos de recuperación serás menores. Para realizar el masaje puedes utilizar aceite, que puede ser de rosa mosqueta u otro tipo de aceite o lubricante especifico para el suelo pélvico. El aceite prenatal de Weleda es una buena opción para realizar este tipo de masaje.

Si ya has dado a luz, recuerda lo importante que es respetar los tiempos de recuperación de periné y musculatura abdominal. Un excelente ejemplo de ejercicio que respeta el equilibrio entre ambos grupos musculares es la Gimnasia Abdominal Hipopresiva.

Recuerda que puedes aprender los ejercicios para cuidar tu suelo pélvico en el nuestras clases de Fisio-Gimnasia para Embarazadas, Mamás y Bebés (también disponibles online). 

En este vídeo puedes ver qué posición adopar para realizar el masaje perineal y cómo hacerlo de forma segura.

https://www.youtube.com/watch?v=5EtMFK77oIc

Antes de comenzar a realizar el masaje, os vamos a dar unas recomendaciones importantes a tener en cuenta:

Debemos lavarnos bien las manos y tener las uñas limpias y bien cortadas.

Podemos realizarlo después de darnos un baño de agua caliente o colocar compresas templadas para relajar la zona.

Utilizaremos pomadas para realizar el masaje, con el fin de hidratar y lubricar la zona. Se recomiendan las que llevan elastocell, este ingrediente ayuda a reducir la rigidez del tejido perineal haciéndolo más extensible y elástico. Estas pomadas están probadas clínicamente y no irritan, no manchan y no huelen.

Intentar hacer pis antes de aplicarte el producto y comenzar con el masaje.

Si el masaje lo vamos a realizar nosotras mismas utilizaremos los dedos pulgares, si es nuestra pareja  la que va a darnos el masaje deberá utilizar los dedos índice y corazón.

Es muy importante realizarlo en un lugar tranquilo y en una posición en la que nos encontremos cómodas.

Una vez hecho esto ya estaríais preparadas para realizar el masaje. Los pasos a seguir en el masaje son:

-Lubricamos los dedos con el aceite y extendemos el producto masajeando con movimientos circulares la parte exterior de la vagina y lo realizamos durante unos minutos, con el fin de calentar la zona para facilitar el resto de pasos del masaje.

-A continuación empezamos a trabajar de forma más profunda. Introducimos los dedos en el interior de la vagina unos 3-4cm que se corresponden con las dos primeras falanges de los dedos. Realizamos un empuje suave hacia abajo en dirección al ano hasta que sientas un leve hormigueo o escozor. Con este movimiento vamos acostumbrando a la musculatura a las sensaciones que va a sufrir en el momento del parto.

-Manteniendo una ligera presión hacemos movimientos en “U” hacia los lados, durante unos 2 minutos. Tómate tu tiempo y no hagas presiones excesivas que puedan resultar dolorosas. En sesiones sucesivas notarás cómo las sensaciones de quemazón van cediendo.

-Para finalizar el masaje continuamos con los dedos en la misma posición y hacemos movimientos de dentro hacia fuera abarcando toda la zona perineal, esto nos ayudará a relajarla, y mantenemos durante unos 2 minutos.

Es muy importante saber que al principio el masaje puede serMasaje Perineal molesto o desagradable, no debemos forzar y realizar todos los pasos si se produce dolor intenso. Si esto pasase debes disminuir la presión con la que está realizando el masaje (aunque te parezca que apenas estás haciendo presión).

Durante la realización del masaje debemos intentar relajar la musculatura todo lo que podamos y evitar presionar sobre la uretra para evitar posibles infecciones de orina. Es decir, masajeamos la parte posterior de la vagina (evitando tocar la parte delantera que está más cerca de la uretra). Se recomienda realizar el masaje al menos 3-4 veces a la semana desde la semana 30 de embarazo, debemos ir avanzando en él de forma progresiva atendiendo a las sensaciones que vayamos teniendo, poco a poco la musculatura ira cediendo y nos iremos sintiendo más cómodas al realizarlo.

Por último, recomendarte que seas constante y tengas paciencia y pronto verás como tu musculatura se vuelve más flexible y consigues un mejor control de tu suelo pélvico.

By |2013-09-20T17:36:20+01:00septiembre 20th, 2013|Embarazo y Postparto, Suelo Pélvico|0 Comments

About the Author:

Lorena Gutierrez
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás". Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre. Escribo, organizo e imparto actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé, tanto para familias como para profesionales.

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Lorena Gutierrez Fernandez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@fisiobym.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Lorena Gutierrez Fernandez con la finalidad de atender mi solicitud. * *

*

code