En el post anterior te explicaba los 7 requisitos que debe reunir un portabebé para ser ergonómico. En este post quiero profundizar en el concepto de ergonomía ya que, con la amplia oferta de portabebés existente en el mercado, pueden surgirnos muchas dudas a este respecto. Además, muchas marcas comerciales utilizan el término «ergonómico» incluso cuando sus portabebés no lo son. En este vídeo grabado en colaboración con Fisioterapia Online te doy las claves para que puedas identificar el porteo no ergonómico, aún sin ser un experto en este tema.

[Tweet «¿A qué nos referimos con el término «ERGONÓMICO»? #porteo #porteoergonomico #porteoseguro»]

La primera pregunta que debemos hacernos es, ¿a qué nos referimos con el término «ergonómico«? En fisioterapia es un término que utilizamos a menudo (aplicado también a otras áreas). Sin embargo, he de reconocer que es un concepto que no es fácil de definir correctamente. Al buscar el significado de ergonomía, una definición que nos podría ayudar a entender a qué nos referimos es este el que aparece en wikipedia:

«Ergonomía es la disciplina científica relacionada con la comprensión de las interacciones entre los seres humanos y los elementos de un sistema (que en este caso podríamos serían el adulto porteador, el bebé porteado y el portabebé utilizado), […] para optimizar el bienestar humano (bienestar del adulto y del bebé) y todo el desempeño del sistema.»

Es decir, debe ser ergonómico para el bebé (colocado en forma de ranita), pero también para el adulto (estando al bebé a una buena altura y repartiendo el peso correctamente en su cuerpo). Sobre el concepto de ergonómico en el adulto hablo más en el artículo El porteo ergonómico cuida tu espalda, donde puedes ver una secuencia de fotos en la que se observa cómo el porteo ergonómico ayuda a mantener una mejor postura.

Hay un truco infalible para diferenciar un portabebé ergonómico de otro que no lo es. Si el portabebé da la opción de poner al bebé mirando hacia delante, descártalo, ya que en el momento que pones al bebé de frente al mundo su espalda ya no está en forma de C, sino que se rectifica, ni sus piernas en forma de M, sino que quedan colgando hacia abajo. Quizás hayas oído el término «mochilas colgonas» ¿verdad?. Pues ya sabes a qué se refiere: a que el bebé queda como colgando. En cambio en una mochila ergonómica, el bebé va más bien sentado.

[Tweet «Existe un truco infalible para diferenciar un portabebé ergonómico de uno que no lo es #porteo»]

En el vídeo puedes ver la explicación de forma más detallada de las diferencias de estos dos tipos de portabebés.

¿Conocías estas diferencias?

¿Sabrías diferenciar a simple vista un tipo de portabebé de otros?

Puedes compartir tus dudas y tus comentarios.