¡Al agua, mamás! 7 beneficios del ejercicio en el agua durante el embarazo

Trabajar en medio acuático tiene muchos beneficios cuando estamos embarazadasEn este artículo te hablo sobre la importancia de la actividad física en el momento del embarazo, concretamente de los beneficios que tiene el trabajo en el medio acuático para las embarazadas. El ejercicio en el agua es una modalidad muy demandada y queremos que os animéis a realizarlo de manera segura.

El embarazo supone un esfuerzo muy importante para el cuerpo de la madre. El organismo de la mujer tiene que adaptarse a nivel cardiovascular, metabólico, hormonal, respiratorio y musculo esquelético. Estas adaptaciones tienen como objetivo crear un medio óptimo para el desarrollo del feto.

[Tweet «El trabajo en el agua es ideal para la mujer embarazada «]

El ejercicio físico es saludable y beneficioso en todas las etapas de la vida, y en el caso del embarazo no sólo es beneficioso para la madre sino también para el bebé. El agua es el medio ideal para que la mujer en estado de gestación se mueva. La capacidad de flotación e ingravidez que proporciona, favorece la libertad de movimientos, de forma que la embarazada puede adoptar posturas que sería incapaz de realizar fuera del agua. La presión del agua reduce el riesgo de lesiones tanto en la madre como en el bebé por traumatismos o movimientos bruscos, ya que no puede sobrepasar los límites. Además el agua induce a la relajación, aísla del ruido y facilita la conexión mente-cuerpo y en el caso de la embarazada, la conexión con su bebé.

[Tweet «El trabajo en el agua induce a la relajación de la #embarazada y facilita la conexión con su #bebe»]

Teniendo en cuenta esto y los cambios sufridos en esta etapa, la realización de ejercicios como la natación de manera regular proporciona a la embarazada una mejor condición física general mejorando:

1. La circulación y  el retorno venoso: esto se consigue gracias a la presión que ejerce el agua sobre nosotras, además las posiciones tumbadas junto con el movimiento facilita el retorno venoso desde las extremidades al corazón, lo cual es de gran ayuda para personas que padecen tensión arterial.

2. Aumento de la resistencia muscular: el trabajo en el agua provoca fuerzas de acción-reacción que hacen que el cuerpo tenga que reajustarse continuamente a cada movimiento que se haga.

3. Aumento de la oxigenación del feto durante el embarazo y el parto

4. Protege contra la diabetes gestacional: sesiones de trabajo cardiovascular ayudan a procesar los niveles de azúcar en sangre y mantenerlo en un nivel adecuado.

5. La elasticidad de los grupos musculares hipertónicos y aumentar la potencia de los hipotónicos: para conseguir  estos beneficios debemos jugar con las propiedades que tiene el agua, para potenciar haremos ejercicios con o sin material en los que el agua nos proporcione la resistencia y en el caso contrario haremos los ejercicios con los movimientos a favor. El agua tibia favorece que los músculos se relajen con más facilidad, por lo que los movimientos son más amplios sin que haya dolor o malestar.

6. Dentro del agua disminuye el peso corporal, lo que facilita el desplazamiento y la movilidad: es debido al empuje que ejerce sobre nosotros, al sentir menos peso nos ayuda a realizar un mayor número de movimientos sin impacto y sin riesgo de lesiones que fuera del agua serian imposibles.

7. Aumento del control corporal, sobre todo de las zonas especialmente sobrecargadas, como la zona lumbar: la posibilidad de trabajar en diferentes profundidades hace que se reduzca la presión sobre las articulaciones y ligamentos casi a demanda.

En resumen el medio acuático ofrece mucho más posibilidades, no únicamente la natación convencional. El ejercicio en el medio acuático adaptado al embarazo, nos ofrece un abanico muy amplio de posibilidades, ya que todo lo que imaginemos que podemos realizar en la tierra tiene cabida dentro del agua, con el fin de mejorar y desarrollar diferentes cualidades físicas de las gestantes, como son la resistencia aeróbica, la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio, la coordinación, además de mejorar la estabilidad de la columna y pelvis.

Si te gustaría conocer ejercicios concretos para realizar en la piscina, echa un vistazo a estos artículos:

By |2016-08-06T01:29:52+02:00junio 15th, 2015|Embarazo y Postparto|0 Comments

About the Author:

Lorena Gutierrez
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás". Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre. Escribo, organizo e imparto actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé, tanto para familias como para profesionales.

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Lorena Gutierrez Fernandez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@fisiobym.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Lorena Gutierrez Fernandez con la finalidad de atender mi solicitud. * *