Por qué deberías permitir que tu bebé gatee

Si tienes hijos mayores que no hayan gateado, seguramente al leer el título hayas pensado «pues mi hijo no gateó y no pasa nada».  Y seguramente sea cierto. Seguramente tu bebé no tuvo la necesidad de gatear y por eso no lo hizo. Pero este artículo no pretende analizar «qué pasa cuando un bebé no gatea».  Lo que pretendo con este artículo es explicar las razones por las cuales el gateo es positivo y necesario en aquellos bebé que sí lo necesitan. En mi práctica profesional me he encontrado con niños que presentaban ciertas alteraciones de la postura a una (sorprendente) temprana edad. Al realizar la valoración inicial, se intuía que el niño no había podido pasar por las diferentes fases, explorar su cuerpo, integrarlo, y ser capaz de investigar cómo éste funciona.

LOS BEBES NECESITAN GATEAR

Los adultos vivimos muy deprisa, y a veces esta prisa la trasladamos a la crianza de nuestros hijos. El riesgo en este sentido es que interferimos en la forma en la que el cuerpo y la psique de nuestros hijos se va desarrollando. Para ponerse en pie, un bebé necesita haber reptado, volteado, y haberse sentado por sí mismo. Lo necesita para que su columna haya adquirido una serie de curvas (lordosis y cifosis), que permitan que cuando se ponga en pie, el peso se reparta adecuadamente. Lo necesita para que la musculatura profunda de la columna vertebral se active adecuadamente, y sea capaz de mantener su columna erguida una vez que ésta se ponga en contra de la gravedad. Y lo necesita (entre otras muchas más razones), para adquirir un patrón de movimiento coordinado, que ayude a conectar los dos hemisferios cerebrales.

No me suele gustar explicar el desarrollo del bebé mes a mes, porque esto genera cierta inquietud entre las familiasTORRE DE PISA cuyos bebés aún no han alcanzado una fase. Lo natural es que cada bebé tenga un ritmo diferente, es decir, el desarrollo normal del bebé no consiste en una carrera en la que a cada mes deba conseguir un hito. Igual que el crecimiento corporal del bebé no es igual en todos los bebés, tampoco lo es su desarrollo motor. Como decía al principio del artículo, hay bebés que no gatean, porque no lo necesitan. Suelo poner como ejemplo la Torre de Pisa. El cuerpo es como un edificio que vamos construyendo ladrillo por ladrillo. Si los cimientos no están adecuadamente, los pisos más altos se resentirán. La base de nuestra salud postural es la utilización que hacemos de nuestro cuerpo, y esta utilización corporal se basa en gran medida en el aprendizaje que realizamos en nuestros primeros años de vida.  

En este vídeo se representa cómo el bebé va descubriendo cada parte de su cuerpo, las sensaciones y la función de cada segmento y cómo poco a poco lo va integrando en movimientos globales.

 

Por último, decir que existe una progresión en la forma en que los bebés aprenden a gatear. Como ya sabemos, son grandes exploradores que necesitan ir probando cómo funciona su cuerpo. Empiezan con movimientos más imprecisos y torpes, y a fuerza de repetir y repetir, se va mejorando la precisión y la energía empleada en hacer un movimiento. Antes de empezar a gatear es importante que dominen los volteos, porque esto les va a dar más estabilidad a su tronco, y les va a ayudar a tener mas control de su cuerpo. Al principio empezarán reptando, es decir, avanzando con sus brazos, sin que las piernas apenas intervengan. Luego coordinarán el movimiento de las piernas con el de los brazos sin levantar todavía el tronco del suelo. Unas semanas o meses después se pondrán a cuatro patas, permanecerán así un rato, pero cuando tengan que avanzar bajarán «cuerpo a tierra», porque en este momento todavía será más práctico y rápido para ellos. Y finalmente, a prueba de probar y mejorar su equilibrio conseguirán coordinar el apoyo de una mano con el de la rodilla contraria para empezar a avanzar gateando.

Hay bebés que aparentemente se saltan una fase y luego » vuelven». Es decir: reptan solo con brazos, luego reptan con brazos y piernas, se ponen a cuatro patas y (sin haber gateado) se ponen de pie agarrados a un mueble e incluso empiezan a dar los primeros pasos. Permanecen unos días practicando esta hazaña y a continuación vuelven a las 4 patas y empiezan a gatear. Esto no debe interpretarse como un retroceso, sino al contrario. He comentado mas arriba que los bebés juegan con su cuerpo, van y vienen, juegan y exploran, y todo ello forma parte del desarrollo normal. Nuestra función como adultos es observar, respetar y acompañar cada uno de sus logros.

Agradezco tus comentarios ¿tu bebé gateó o está a punto de gatear? ¿En qué aspectos crees que le ayudó a tu bebé?

 

By |2014-09-30T09:00:00+02:00septiembre 30th, 2014|Desarrollo del bebé|14 Comments

About the Author:

Lorena Gutierrez
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás". Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre. Escribo, organizo e imparto actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé, tanto para familias como para profesionales.

14 Comments

  1. Bea Sánchez 30 septiembre, 2014 at 16:19 - Reply

    Me ha gustado un montón tu artículo Lorena enhorabuena!! Eso de ‘mi hija no gateo nunca y ahora juega a voleibol muy bien’ me lo decía una compi del trabajo la semana pasada jaja
    Y el video con q ilustras el volteo es el q vi yo un día hace muchos meses cuando me preguntaba como un bebe q se pasa tumbado todo el tiempo puede voltearse porq la verdad es q es difícil!!
    Lo dicho, muy bueno!

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 1 octubre, 2014 at 0:46 - Reply

      Bea, como tú bien dices, no es nada fácil aprender a voltearse. Los bebés van descubriendo los movimientos que son capaces de hacer a fuerza de «ensayo error», y van perfeccionando gracias al gran número de repeticiones que realizan hasta perfeccionar el movimiento. Y lo cierto es que, a pesar de la aparente dificultad de muchos movimientos, los bebés se mueven de una forma mucho más inteligente, ergonómica y económica que los adultos…deberíamos aprender de ellos!!

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 1 octubre, 2014 at 1:13 - Reply

      Bea, como tú bien dices, no es nada fácil aprender a voltearse. Los bebés van descubriendo los movimientos que son capaces de hacer a fuerza de «ensayo error», y van perfeccionando gracias al gran número de repeticiones que realizan hasta perfeccionar el movimiento. Y lo cierto es que, a pesar de la aparente dificultad de muchos movimientos, los bebés se mueven de una forma mucho más inteligente, ergonómica y económica que los adultos…deberíamos aprender de ellos, estoy segura que habría menos lesiones en los adultos!!

  2. Maria 30 septiembre, 2014 at 22:26 - Reply

    Muy buen articulo, yo estoy a favor del gateo, he leido bastante al respecto y creo que es muy positivo para los niños.

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 1 octubre, 2014 at 1:15 - Reply

      Muchas gracias María. La verdad es que hay mucho escrito al respecto, o al menos es mi sensación. Me pongo en mi lista de tareas pendientes un artículo donde haga referencia a artículos científicos donde hablen de los beneficios del gateo.

  3. Inma 30 septiembre, 2014 at 23:53 - Reply

    Hola Lorena, me encanta el articulo.
    Mi bebe de 8 meses ya da muchas vueltas en el duelo y desde sentada intenta ponerse a cuatro patas pero se deja una piernecita detras…yo creo que le da miedo,o tal vez culee en lugar de gatear,pero como bien dices,cada bebe tiene su ritmo,
    Gracias por el articulo
    Inma,de la tribu

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 1 octubre, 2014 at 1:17 - Reply

      Gracias por tu comentario Inma. A veces los bebés empiezan a gatear con una especie de gateo asimétrico, como dejando una pierna atrás. Es parte de la evolución, y del perfeccionamiento del gateo. Dale tiempo y verás cómo mejora.

  4. Elena 1 octubre, 2014 at 21:31 - Reply

    Muy claro Lorena y muy interesante el artículo. La verdad es qué cuando tienes un bebé te preguntas cómo puedes favorecer su desarrollo y te hace mucha ilusión cada vez qué adquiere una nueva habilidad.
    Mi nena tiene 5 meses y se voltea hacia abajo desde hace un par de meses pero hacia arriba todavía no puede. Ahora quiere estar todo el rato sentada, en cuánto me acerco me coge el dedo y se sienta. Espero conseguir qué vuelva a estar más ratos tumbada, porque imagino qué es esencial para qué logre gatear
    Ya de paso te pregunto. Debo evitar qué este sentada mucho rato si aún ni se pone sola ni se mantiene sola verdad?
    Gracias y enhorabuena de nuevo

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 6 octubre, 2014 at 8:23 - Reply

      Hola Elena. Según cuentas tu hija empieza a demandar estar más rato sentada y con 5 meses la musculatura encargada de mantener su columna empieza a estar más desarrollada. Lo ideal sería que tu hija pase todavía bastante tiempo tumbada o semirecostada, para perfeccionar su volteo, empiece a reptar y tenga la oportunidad de setnarse por sí misma.

      Un posible juego a realizar con ella es colocarla boca abajo y llamar su atención con un sonajero cerca del oído izquierdo para que vaya girando la cabeza. Una vez que empiece a girar su cabeza, acércaselo a la mano izquierda y ve llevándolo poco a poco hacia su derecha. Así estimularás que gire primero su cabeza, luego sus hombros, y por último girará su pelvis. Pruébalo y cuéntame que tal funciona 😉

  5. Montserrat 8 agosto, 2015 at 15:59 - Reply

    El artículo es estupendo. Siempre es bueno recordarnos lo bueno que es gatear para el desarrollo del ser humano. Muchos padres no se dan cuenta de que quizás su hijo nunca gateó porque no tuvo las condiciones necesarias.
    Aquí aporto un enlace donde se cuenta qué NO hacer para favorecer que tu hijo consiga el gateo (a veces nos centramos demasiado en cómo ayudarlo a gatear)… espero os guste:

    http://jugandoenfamilia.blogspot.com.es/2012/02/el-gateo-como-no-impedirlo.html

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 16 octubre, 2015 at 10:06 - Reply

      Montserrat, enhorabuena por el artículo que enlazas. Es genial, muy completo y fácil de entender para los papás y mamás preocupados porque su bebé tenga un desarrollo armónico. No dudaré en compartirlo, porque de verdad creo que hace falta más información a este respecto. Me encanta la obra de Emmi Pikler y su respeto por el desarrollo del bebé. De hecho, en el libro que acabo de escribir titulado «Bebés en Movimiento: Manual de Psicomotricidad para Papás, Mamás y Cuidadores« el objetivo es hacer que los padres entiendan la importancia y respeten cada una de las fases del desarrollo del bebé.

  6. Marta 29 febrero, 2016 at 16:19 - Reply

    Hola Lorena,un artículo muy interesante!
    Yo por mi experiencia como educadora (estimulación temprana y psicomotricista) puedo decirte que me parece importante pasar por esta etapa evolutiva del gateo.
    Es más, la distancia que hay de la vista al suelo en el gateo, es prácticamente la misma que de los ojos al libro (lectura) y escritura en los aprendizajes futuros. Esto es algo que facilita el desarrollo psicomotor del niño y así despierta su mente para aprendizajes escolares.
    Un saludo :
    Marta Moreno

  7. Ruth 15 abril, 2016 at 11:41 - Reply

    Hola, mi bebe de 10 meses gatea algunas veces bien (mueve la rodilla derecha a la vez que mueve la mano izquierda) cuando quiere ir rápido pero la mayoría del tiempo se mueve con la rodilla izquierda apoyada y la pierna derecha estirada, un gateo asimétrico he leído en Internet. Como puedo hacer para ayudarle en su gateo? Es malo que lo haga así para su cadera?

    • Lorena Gutierrez
      Lorena Gutierrez 4 mayo, 2016 at 1:49 - Reply

      Hola Ruth:

      Como tú bien dices, tu bebé está realizando un gateo asimétrico. Lo interesante sería saber por qué. La primera opción es que esté aprendiendo y ensayando las diferentes opciones que tiene para gatear. La segunda, que haya un motivo de fondo (como problema articular, por ejemplo) que le impida gatear adecuadamente. Lo interesante sería que un profesional especializado en el desarrollo del bebé pudiera valorar si hay algún tipo de asimetría entre un lado y otro del cuerpo.

      En cualquier caso, ofrecele muchas oportunidades para practicar y observa cómo se desenvuelve. En el libro BEBÉS EN MOVIMIENTO: ACOMPAÑAMIENTO DEL DESARROLLO PSICOMOTOR, SENSORIAL Y POSTURAL DE TU BEBÉ hablamos de la importancia de esta fase, y de ejercicios que podemos practicar para que el bebé la viva adecuadamente. Puedes saber más sobre nuestro libro en esta página o bien viendo el vídeo que hemos grabado a propósito del libro, que puedes ver aquí.
      Gracias por tu consulta.

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Lorena Gutierrez Fernandez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@fisiobym.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Lorena Gutierrez Fernandez con la finalidad de atender mi solicitud. * *