Precauciones para un porteo seguro tras un desgarro perineal

Uno de los objetivos de la sección «Porteo y Profesionales de la Salud»  es visibilizar casos de mujeres que a diario recibimos los profesionales de la salud en nuestras consultas. Mujeres que han sufrido algún tipo de lesión perineal durante el parto, y que desean informarse para recuperarse de la mejor forma posible. En este caso, Julia Bernal nos presenta el caso de una mamá que ha sufrido un desgarro perineal de 2º grado, que desea portear a su bebé recién nacido. En este post entenderás por qué el porteo, aún teniendo multitud de beneficios para la mamá como para el bebé, debe ser llevado a cabo con precaución y buscando el bienestar y buena recuperación posparto de la mamá. En este sentido, se hace necesario que la mamá sea valorada desde un punto de vista holístico. Es decir, teniendo en cuenta su lesión perineal en conjunto con la necesidad de portear a su bebé, y valorando la técnica de porteo que ayude a repartir el peso del bebé de la manera más adecuada posible.

En estos casos, es imprescindible que los profesionales susceptibles de recibir este tipo de pacientes estén actualizados. Actualizados no sólo en relación al tratamiento del suelo pélvico, sino también en lo que porteo ergonómico respecta.

Lo ideal sería que el Profesional sanitario (si no tiene formación específica en porteo) conociese asesoras de porteo con las que colaborar y establecer objetivos comunes a la hora de tratar a la mamá. Y que la Asesora de Porteo contase también con profesionales de la salud que ayuden a la mamá en su recuperación. En definitiva, un trabajo coordinado entre Profesionales de la Salud y Asesoras de Porteo que garantice el bienestar de la mamá.

Desaconsejar a la mamá que portee no es la solución, ya que el porteo puede incluso ser una ayuda a la hora de mantener una mejor postura con el bebé en brazos. Y la postura – como puedes leer en este post – guarda una estrecha relación con la recuperación de suelo pélvico.

En el anterior post, hablábamos de cómo el porteo puede ser de ayuda en el posparto desde el punto de vista postural. En este post, veremos la relación que guarda el porteo ergonómico con la recuperación del suelo pélvico. Analizamos el caso de una mamá que ha sufrido una desgarro en la musculatura de su suelo pélvico durante su parto.

Julia Bernal es técnico en cuidados auxiliares de enfermería, Instructora de porteo, Asesora Stillbirth Support, entre otras formaciones. Ofrece apoyo y acompañamiento a las familias a través de Crianza y Contacto Emocional. Una de las grandes aportaciones de Julia al mundo del porteo es la publicación del libro Porteo en Situaciones Especiales: Una Crianza en Brazos en Posible, gracias al cual tuve la inmensa suerte de conocerla y empezar a trabajar con ella. 

A continuación os dejo con el artículo escrito por Julia. Que lo disfrutéis.

Descripción del caso clínico

Nos encontramos con una mujer de 35 años, que acaba de dar a luz a su segundo hijo por vía vaginal en la semana 39 y cuya labor de parto ha comenzado en su domicilio de forma natural, tras romper aguas. Durante la labor del parto se ha producido un desgarro perineal de segundo grado, la cual afecta a la piel y a la musculatura del perineo.
En este caso la mamá quiere y necesita portear al bebé recién nacido para poder conciliar su recuperación con su vida familiar. Tiene un niño de 4 años al que debe cuidar y llevar al colegio y no tiene a nadie cerca que le pueda ayudar en su día a día.

Para ella ahora mismo el portabebés es la forma más sencilla y rápida para ir al cole y otras labores que precisan su atención. Necesita una solución para salir con sus hijos sin hacer el esfuerzo de subir y bajar el carro.

Hasta el momento de la consulta, ha usado un fular elástico, el cual ha utilizado de forma esporádica pero por el nudo que usa refiere molestias al portear.

 

Breve introducción sobre desgarros perineales:

Entre las complicaciones obstétricas más frecuentes generadas durante la atención del parto se encuentran los desgarros perineales. En aproximadamente un 30% de los partos naturales se produce un desgarro perineal. Ello dependerá en gran medida del tamaño del bebé, de la postura que adopte la mamá durante el parto y de la preparación previa que se realice, entre otros factores.

Un desgarro perineal puede producir dolor, hinchazón, infecciones y a veces a hemorragias. Tal morbilidad interfiere con las actividades normales de la mujer: dificulta la alimentación al seno materno, por la incapacidad para mantenerse sentada, afecta la función intestinal y la actividad sexual.

Los desgarros perineales son: laceraciones que se producen en el periné y que se clasifican entre otras cosas atendiendo a las capas afectadas, de este modo: los desgarros de primer grado afectan únicamente a piel y/o mucosa vaginal, los de segundo grado afectan a zona muscular (habitualmente músculo bulbocavernoso), el desgarro de tercer grado afecta a esfínter anal y el de cuarto grado afecta a mucosa rectal.

De este modo se consideran más graves y que presentan más morbilidad en el posparto los desgarros de tercer y cuarto grado, no solo en lo referente a dolor perineal, si no también incontinencia rectal y todas las incomodidades que eso conlleva. Klein valoró el dolor posparto en el primer, segundo y décimo día, llegando a la conclusión de que el dolor más leve lo sufrieron las mujeres que mostraban un periné intacto. Los desgarros espontáneos de primer y segundo grado son menos dolorosos que la episiotomía mediolateral, y los desgarros III y IV son los más dolorosos

 

Valoración de su caso

Actualmente la madre portea con un fular elástico y usa un nudo preanudado pero no lo hace de forma adecuada y refiere presión en la zona baja del abdomen lo cual le causa molestias y no es todo lo cómodo y seguro que debiera.

https://www.youtube.com/watch?v=O0_IZfoR-Uk&feature=youtu.be

En estos casos, es recomendable que el portabebé usado no presione sobre la zona abdominal ya que toda esta zona ahora está aún sensible y la presión sobre el abdomen puede interferir en la recuperación de la musculatura abdominal y del suelo pélvico.

En este caso una recomendación válida podría ser usar ese fular con otro nudo como es el nudo canguro que va a eliminar toda la presión sobre su abdomen.

Otra opción valorar según vaya creciendo el bebé, sería utilizar la tela restante del fular a modo de cinturón pélvico. De esta forma damos cierta «contención» en la zona de la pelvis, ayudando incluso a que la mamá sienta la zona lumbar baja más protegida. Para ello, necesitaremos hacer un «twist» bajo el culete del bebé.

Al ser un fular elástico en poco tiempo y con el crecimiento el bebé va a necesitar otras opciones por tanto le recomiendo también el uso de fular semielástico el cual puede alargar un poco más en el tiempo su uso y el fular tejido hablando de los diferentes tipos y composiciones según la zona y el clima dónde lo va a usar para que sea lo más adecuado posible a su situación concreta. En este vídeo se explica cómo hacer un preanudado con un fular semielático.

https://www.youtube.com/watch?v=MM81Q7bFRQA&feature=youtu.be

También se podría recomendar a parte del nudo canguro delante, el nudo canguro en la cadera y otras opciones a la cadera como el nudo con bucle y en este caso haría hincapié en cambiar cada cierto tiempo de lado y cuidar el uso de este nudo para no sobrecargar un lado más que el otro, a pesar de tener siempre más preferencia por un lado que por otro. Tener en cuenta que es una forma de porteao asimétrica y lo que conlleva a nivel postural.

Otra de las opciones sería mochila ergonómica evolutiva, la cual en un primer momento le quedará más alta debido al tamaño del bebé (por debajo del pecho más o menos si hablamos de emeibaby, de las que os hablaremos próximamente) y que poco a poco a medida que el bebé crezca necesitará ir bajando pero también su estado de salud habrá mejorado.

En caso de tener experiencia y sentirse cómoda con el porteo podemos ver y valorar la opción de porteo en la espalda lo cual también nos abre un abanico de posibilidades y nos ayuda a que el porteo no presione la zona abdominal y nos aseguramos que sea lo más adecuado a la situación real de la mamá-bebé.

Este trabajo siempre va a ser realizado con respeto, empatía, valorando y teniendo en cuenta cómo se siente la madre, molestias, incomodidad, etc, así como las necesidades del bebé.

 

Conclusión

Es vital que una asesora conozca de primera mano la anatomía y fisiología en momentos tan importantes como es el puerperio y sus posibles complicaciones y en caso de no conocerlo aprovechar cada oportunidad para investigar, ahondar y continuar aprendiendo para seguir avanzando y ofrecer un servicio de calidad, así como tener disponibles recursos y derivar a los profesionales oportunos en caso necesario.

Un trabajo en equipo sería lo ideal, trabajar codo a codo, conseguir que la mamá disfrute del porteo el tiempo que decida siempre cuidando y respetando su cuerpo lo primero por la propia patología presentada y luego para que a nivel emocional y físico sea algo satisfactorio para compartir con sus hijos y no tener que elegir entre una cosa o la otra.

 

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud: Cuidados en el parto normal: una guía práctica. Ginebra: OMS; 1996
  2. Plan de cuidados estandarizado durante el puerperio inmediato del parto normalIzaskun Laurrieta-Saiz, Alicia Alonso-Salcines, Ana Rosa Alconero-Camarero, María Teresa Gil Urquiza, Oihane Terán-Muñoz, Marta López-Mirones
  3. Incidencia y prevalencia del dolor perineal tras el parto vaginal. Elisa Cruz Maroto
  4. Factores relacionados con el trauma perineal grave de origen obstétrico. El impacto de las prácticas rutinarias.Militza Angelina Lorenzo Pliego, Luis Alberto Villanueva Egan
  5. La aplicación de compresas calientes durante el expulsivo. Beatriz Fernández Pernía, Susana Marcos Peña, Concepción de Diego Rivera, Silvia Iglesias Alegre, Ana Lozano Hospital, Teresa González Fernández
  6. Principales indicaciones y repercusiones maternofetales por ejecución de partos con espátulasCaveda Gil AE, Fuentes Valle SM, Couto Núñez D, Andérez Velázquez O. Principales indicaciones y repercusiones maternofetales por ejecución de partos con espátulas [artículo en línea]. MEDISAN 2005;9 (2). [consulta: 12/12/2016].
  7. El porteo ergonómicoE.S. López Acuña*, M.A. Salmerón Ruiz**

 

 

Julia Bernal

Autora: Julia Bernal   

 


By |2017-01-28T08:54:28+01:00enero 26th, 2017|Porteo y Profesionales de la Salud|1 Comment

About the Author:

Lorena Gutierrez
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás". Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre. Escribo, organizo e imparto actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé, tanto para familias como para profesionales.

One Comment

  1. Best Writing Service 3 febrero, 2017 at 22:46 - Reply

    Best Writing Service

    Get an expert academic writing assistance! We can write any post on any subject within the tightest deadline.

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Lorena Gutierrez Fernandez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@fisiobym.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Lorena Gutierrez Fernandez con la finalidad de atender mi solicitud. * *