VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA BANDOLERA DE ANILLAS

La bandolera de anillas es uno de los modelos de portabebé ergonómico dentro de la amplia oferta de portabebés. Es una opción elegida por muchas familias por su facilidad de uso y rapidez para colocarlo tanto sobre el cuerpo del adulto, como para instalar al bebé en su interior. Lo más habitual es colocar al bebé en la cadera o en la parte delantero del cuerpo del adulto, aunque también se puede colocar en la espalda. El bebé debe ir en posición vertical, en posición de ranita, es decir con su espalda en forma de C y sus piernas en forma de M. Se pueden utilizar desde el bebé recién nacido, hasta niños que ya caminan, siempre que tengamos una serie de medidas en cuenta para seguridad de nuestro hij@, y cuidado de nuestra espalda. Como bien explica Julia Bernal, del Blog «Crianza y Contacto Emocional en su artículo «Errores muy comunes al usar la bandolera»  su existen una serie de precauciones a tener en cuenta a la hora de utilizar este portabebé.

Como Fisioterapeuta, cuando empecé a tomar contacto con el mundo del porteo, solía decir que «dentro de los portabebés ergonómicos, la bandolera es el menos ergonómico» , ya que siempre va a haber una tendencia a cargar una mitad de nuestro cuerpo diferente a la otra. Sin embargo, mientras más me he ido familiarizando con ella, y analizándola con mi propio uso o cuando he asesorado a familias, me he dado cuenta de que a pesar de tener una serie de limitaciones, la bandolera puede suponer una opción de corrección postural nada despreciable. Una imagen vale más que mil palabras. Sólo hace falta comparar estas dos imágenes donde sostengo a mi hijo con y sin bandolera y observar las diferencias en mi postura. En el artículo «EL PORTEO ERGONÓMICO CUIDA TU ESPALDA», hablo más de este punto.

VENTAJAS:

– Tu columna se coloca más centrada: si comparas las dos fotos, observarás que en la foto de la derecha mi columna y hombros están desviados hacia la derecha, con respecto a la línea vertical. Al sostener a mi hijo con la bandolera de anillas, automáticamente la columna recupera su línea media.

– Disminuye la sobrecarga del hombro y cuello del lado del que sostenemos a nuestro bebé, ya que el peso pasa a estar repartido en una zona más amplia de nuestro tronco. Es decir, pasamos de cargar a nuestro hij@ en la cadera y brazo de un lado, a repartir su peso entre el tronco y hombro contrario. O lo que es lo mismo, conseguimos que más músculos trabajen para hacer un mismo esfuerzo.

– Acercamos el centro de gravedad de nuestro hij@ al nuestro, integrando su peso más fácilmente. Me atrevería a decir que este punto es más importante cuanto mayor es el peso del niño. Esto aporta comodidad, al repartir mejor su peso, y también seguridad cuando tu bebé empieza a moverse y a querer alcanzarlo todo.

– Aumenta la activación del músculo transverso del abdomen (o por lo menos lo colocamos en una posición más favorable).  Al estar la columna en el eje, es más fácil que se active la musculatura profunda («la musculatura buena»). Aunque este punto podría ser objeto de otro artículo, que lo pongo en mi lista de artículos pendientes 😉

DESVENTAJAS:

– El hombro sobre el que colocamos la tela tiene menos movilidad, y puede llegar a sobrecargarse. Este será (por lo general) nuestro lado dominante, ya que inconscientemente buscaremos tener nuestra mano dominante libre. Es decir, si eres diestra, es más probable que sostengas a tu bebé o hij@ en el lado izquierdo para tener el brazo derecho libre. Además, por la forma en que se coloca la tela alrededor del hombro, puede limita el movimiento del mismo.

 – La musculatura sigue trabajando de forma asimétrica, aunque realmente esto ocurre siempre que porteemos en la cadera. Como he comentado más arriba, la columna vertebral recupera su línea media, pero la musculatura del lado derecho de la espalda sigue trabajando de forma diferente al lado izquierdo. Lo ideal sería alternar de lado cada cierto tiempo, para evitar que un lado de la espalda se sobrecargue o contracture.

– Todo el peso recae sobre los hombros. Es decir, al no tener una banda horizontal que apoye sobre nuestras caderas, la mayoría del peso de nuestro bebé queda sostenido de nuestra zona dorsal y de los hombros. Si en lugar de una bandolera, porteas utilizando un fular o un mei tai, la banda horizontal estaría repartiendo el peso entre zona dorsal y pelvis, con lo que puede resultarnos más cómodo por el mejor reparto de peso.

 

¿Cuál es tu experiencia y tu opinión? ¿Utilizas o has utilizado bandolera de anillas? 

By |2017-09-27T17:06:46+02:00julio 14th, 2014|Porteo Ergonómico|1 Comment

About the Author:

Lorena Gutierrez
Mi nombre es Lorena Gutiérrez y soy la creadora de FisioByM "Fisioterapia para Bebés y Mamás". Como Fisioterapeuta especializada Obstetricia, Educadora de Masaje Infantil, Asesora de Porteo y Madre. Escribo, organizo e imparto actividades relacionadas con la salud de la mujer y del bebé, tanto para familias como para profesionales.

One Comment

  1. […] que inconvenientes. Os puede resultar útil este artículo de Fisiobym en el que habla sobre pros y contras de las bandoleras de anillas desde un enfoque principalmente […]

Leave A Comment

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Lorena Gutierrez Fernandez, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@fisiobym.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Lorena Gutierrez Fernandez con la finalidad de atender mi solicitud. * *